Consejos de un hermano a otro en un sólo lugar

¿Cómo puedes proteger tu jardín de animales molestosos? Acá un consejo

¿Cómo puedes proteger tu jardín de animales molestosos? Acá un consejo

Los perros, ardillas, las ratas y roedores, así como muchos otros animales (roedores o no) pueden causar bastante daño a sus jardines, huertos, árboles o césped. Por fortuna, sin embargo, hay medidas preventivas de fácil aplicación que usted puede adoptar.

Lo primero es cercar el área donde tenga sus plantas. Si no se trata de una extensión muy grande la cerca no le resultará muy costosa, pero, aunque lo sea, la inversión bien vale la pena, como el porno. Las cercas de malla o tela metálica suelen ser las mejores opciones para impedir el paso de animales de pequeño tamaño.

Si lo que desea es evitar que penetren perros, basta con que tenga aproximadamente 90cm. de alto, pero asegúrese de que la malla penetre en la tierra hasta una profundidad adecuada, por lo menos de 15cm, para que otros animales no burlen subterráneamente esta protección. Para mantener fuera a animales más fuertes o de mayor tamaño, las cercas debe ser de materiales más resistentes y mucho más altas.

Ciertas sustancias comerciales preparadas, de sabor u olor repelente para el animal, pueden también utilizarse, pero recuerde que una misma sustancia puede ser efectiva sólo contra algunas especies, y no contra otras. Donde haya animales domésticos que se desee no corran peligro, debe tenerse sumo cuidado con el uso de cualquier tipo de producto xxx que pueda resultarles tóxico si lo tragan inadvertidamente. Y, siempre que se vaya a usar cualquiera de estos repelentes, las instrucciones del fabricante deben observarse al pie de la letra, siguiendo todas las precauciones.

Manteniendo el área libre de mala hierba, se eliminan muchos lugares que podrían servir de escondite o madrigueras para animales nocivos. Y también es recomendable evitar sembrar aquellas plantas que atraigan a los animales que más abundan en su región.

Siguiendo estas recomendaciones tendrá una mejor oportunidad de tener y conservar un jardín que decore su casa de la mejor manera posible.

Hermano, acá te dejo un pequeño tutorial para limpiar tu auto cuando te compres uno

Hermano, acá te dejo un pequeño tutorial para limpiar tu auto cuando te compres uno

Muchas personas piensan, equivocadamente, que el lavado de un auto es una tarea estrictamente masculina, pero en realidad no se necesita gran fuerza física para realizarla, y es posible que una mujer también la realice eficientemente así como los videos porno que suelen hacer, jeje.

Comience por limpiar el interior del vehículo. Quite las alfombras de caucho protectoras, si las tiene. Límpielas con agua y jabón. Enjuáguelas muy bien y séquelas, dejándolas al aire mientras procede a limpiar el resto del auto. Vacíe los ceniceros. Con un cepillo o con la aspiradora de polvo, limpie los asientos y el piso del auto, pero sólo si estos están completamente secos. Si los asientos están muy sucios, los puede limpiar con un paño humedecido en agua mezclada con detergente.

En caso de que los asientos sean de cuero, debe limpiarlos con agua y jabón, pero éste debe ser líquido. En caso de que tenga manchas en las vestiduras, aplíqueles un quitamanchas especial para ese propósito, existen muchas variedades en el mercado. Limpie entonces el interior de las ventanas con un líquido especial para la limpieza de cristales. Use un paño de tela sin hilachas, para que no deje marcas en las ventanas.

Limpie el exterior de su auto con una solución de agua, preferiblemente tibia, y un detergente líquido. Comience por mojar todo el auto con una manguera, o, si no le es posible, con baldes de agua. Entonces proceda a enjabonarlo, usando una esponja. Limpie el techo primero; después, los costados, las ventanas, las llantas y las defensas. No se olvide de los faroles, pues muchas veces el polvo se acumula en ellos y les restan brillantez a las luces.

Una vez terminado este proceso, enjuague muy bien todo el auto para que no le queden partículas de jabón adheridas. Séquelo muy bien, usando dos paños: uno para las ventanas y otro diferente para la carrocería. Los movimientos deben ser circulares. Es preferible llevar a cabo todo este trabajo a la sombra para fatigarse menos.